Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros

Don't forget me.

Ir abajo

Don't forget me.

Mensaje por Rock&Rose el Lun Abr 05, 2010 11:55 pm

Bueno, me ha costado mucho colocar esta "novela" si podemos llamarla así ya que bueno sí se trata mucho la ficción, trata los tres mundo, el cielo la tierra y el averno y eso quizás es lo que me ha guiado más, pero, en realidad, para que mentir, es una historia de amor, no sé cuantos capítulos tiene porque voy haciendo, así que, bueno, espero que os guste. DON'T FORGET ME.

~· _______________ · ~


"Volvió a preguntarse cómo sería tocarle la piel, poner su cuerpo contra el de ella. Las eternas cuestiones, siempre las mismas."

Los puentes de Madison Country - ROBERT JAMES WALLER

Personajes

Astaroth Elimir

Malvado, frío, calculador. Uno de los hombres más poderos de Lucifer desterrado a la tierra para controlar la expansión de los seres del bien en ella. Astaroth busca venganza y no tiene reparo en destruir a todo aquel que se oponga a ello. Odia el amor y las muestra de cariño aún así se muestra impasible. Serio nunca se deja llevar por nadie ni por nada. No suele alzar la voz pero es peligroso cuando lo hace. Sí, Astaroth es nuestro archidemonio principal en la historia.

Amy Rodin

Humana, mortal, vulnerable, cristalina como el agua. Amy Rodin. Ella es la princesa de los cuentos de hadas que busca eso, a su príncipe azul. Ha escapado de su casa en Inglaterra para llegar a Nueva York huyendo de su ex novio, una persona digamos no muy buena para ella, dejémoslo ahí. Es esa muchacha dulce y buena que se hace querer por todos, es la alegría de este cruel mundo que lucha por los demás, que hace que todo en realidad sea bonito aunque no pueda ser cierto. El la luz al final del túnel. Ella es nuestra protagonista.

Dean Hofman

Celos. Quizás celos sea la palabra que mejor describa al joven mortal Dean. Su vida giraba en torno a la de Amy. Él juraba amarla cuando no lo ahcía en realidad, no, no la ama, esta obsesionado con ella. Él se cree con el derecho de tenerla para si como si fuera de su propiedad, él, dice que ella, es suya y ella le teme. Una noche, mientras su querida Amy estaba de viaje él se dedicó a emborracharse como de costumbre y a acostarse con dos mujeres - juraría que menores - en la cama de ambos, por eso al encontrase la escena, ella huyó y él la busca casi desesperado considerándola, suya.

Oliver Wilde

No hay un ángel caído en la tierra como Oliver. Todos ellos se caracterizan por ser adorablemente achuchables y, en realidad, Oliver es todo lo contrario aunque lo esconda tras esta máscara de hombre perfecto. Es así, entonces, el mejor amigo de Amy aunque en realidad la odie, la odie por ser como es, la odie porque en realidad Oliver odia a la raza humana en general, y él, le miente, le miente a ella y a todos los demás, pues, no la quiere como ella en realidad cree, porque para él ella, no es importante en su vida como ella llega a creer.

Tyler Flame

Y este, es el demonio jefe de la joven Amy. Si, él. Nuestra joven protagonista llegó a Nueva York sin absolutamente nada, solamente una cámara de fotos que llevó a ser reportera del periódico local donde, el joven Tyler es el dueño. Ella, siente por él algo más que una simple amistad o compañerismo pues pasa horas y horas a su lado y está empezando a enamorarse. Él, lo sabe. Es un mujeriego de cuidado pero tiene a Amy como la reina de su harén.

Sophie Medett

¿Y ella? Ella es quizás el demonio más peligroso en la vida de Amy. Shopie está locamente enamorada de Astaroth y vive para servirle. Es ella la mejor soldado de él, la más servicial, todo lo hace por él, no importa el que, le ama, le ama por encima de todas las cosas y no parará hasta tenerle para ella, no le importará así tener que luchar con nadie, ella, tiene muy claro que, su destino, es él.



Prólogo

Eones atrás Dios creó la tierra como único propósito el convivir del ser humano. La perfección, que era demostrada en un solo ser, se mostraba entonces de forma material sobre todo aquel que habitaba en la tierra, un reinado que, entre sus problemas, era pacífico y un buen hogar.
La armonía del mundo no era en realidad nada importante comparado con lo que pasaba fuera de él, pues otros dos mundos se enfrentaban lejos del mundo terrenal lejos de aquella humanidad puramente mortal. El cielo y el infierno luchaban y aquello era una batalla a muerte.
Lucifer, dios de los infiernos viva para atormentar a todas aquellas almas que alguna vez habían quebrantado uno de los siete pecados capitales y que ahora, después de la muerte, vivían bajo su mando sin reproche alguno y sumidos a la más horrible de las torturas.
Dios, acogía entonces a todo aquel que había amado y respetado su santa figura durante siglos, en el cielo, el lugar al que todos quieren ascender pero al que pocos llegan en realidad, no todos podemos convertirnos en ángeles.

Las disputas entre el reino de los cielos y el averno fueron constantes desde su primera creación pero hay un conflicto más grande que hace que cielo e infierno acabe tambaleándose más de la cuenta y creando nuevos cambios en el tercer mundo, en el mundo terrenal, en el mortal donde conviven humanos ajenos a la existencia de otros dos mundos, algunos simplemente lo intuyen y otros, lo descartan por completo.

Hace ya casi cinco años el cielo y el infierno se tambalearon sin querer, o tal vez, queriendo. Hace ya cinco años que los ángeles del cielo han caído a la tierra y los demonios han sido desterrados también. Pues hace ya cinco años que los ángeles se dedicaron a revelarse contra Dios nuestro señor. Todo ángel que cometía hasta dos pecados capitales era expulsado del cielo para así caer a la tierra mientras sus alas se quemaban antes de aterrizar quedando en ellos el simple recuerdo. Y los demonios, desterrados de su propia tierra por el mismísimo Lucifer pues él no estaba en realidad contento con todos sus súbditos. Muchos de los demonios del averno confabularon contra el gran señor de los infiernos y él, poderoso y malvado los desterró a vivir la eternidad en la tierra.

Y esto hizo, así, de repente, que demonios, ángeles – aunque fuese caídos – y humanos convivieran en la tierra, pero no todo fue paz pues los demonios vagaban buscando venganza en aquel destierro infundando el terror y así, en la tierra más criaturas tuvieron que aterrizar para intentar que la armonía fuese completa arcángeles, ángeles enviados por Dios que aún tenían sus alas y sacerdotisas, humanas con poderes especiales para así mantener la calma y no revelarse ante los humanos.

Y ahora, quizás si la criatura más importante en esta historia. Los archidemonios que fueron enviados por Lucifer a la tierra para que así la armonía fuese completa, para que así los seres buenos no reinaran el mundo donde convivían razas tan diferentes que ni quiera podían mirarse a los ojos sin odiarse en realidad.

Ahora, ahora la guerra había terminado y la harmonía reinaba en la tierra mientras criaturas extrañas se mezclaba en forma humana entre los simples mortales, algunos, frustrados y otros muchos con ansia de venganza, otros envidiaban a los humanos y otros muchos deseaban acabar con sus miserables vidas. Todo parecía, de momento, funcionar a la perfección.

Y entre las sombras hay alguien dispuesto a destruirlos a todos, ahí, está él, ahí, con sed de venganza, y nadie, absolutamente nadie se ha dado cuenta todavía. Ni siquiera, ella.
avatar
Rock&Rose

Mensajes : 8
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.